Vecinos del sector Rafaela Baroni, en Betijoque, ruegan por el agua potable y asfaltado

Choferes de camiones cisternas no se atreven a ingresar al sector (Foto Cortesía)

Un aproximado de 74 familias que habitan en el sector Rafaela Baroni de la parroquia La Pueblita, municipio Rafael Rangel o ahora denominado Betijoque, llevan sufriendo más de cuatro años, tras el deterioro del servicio de agua potable por tuberías, así como más de dos décadas de fundado, donde no se ha vislumbrado una jornada de asfaltado para garantizar así, una óptima vía de acceso vehicular y motorizado

Cortesía

Esta zona conocida en todo el estado Trujillo y el occidente venezolano, al tener cerca el lugar de residencia de la conocida cultora Rafaela Baroni, titular del museo El Paraíso de Aleafar, viene presentando una serie de problemas en cuanto al servicio de agua por tubería, puesto que a unos vecinos les llega y a otros no, y eso cuando es soltada por los empleados del ayuntamiento.

Asimismo, surge la calamidad de no contar con un sistema de cloacas y mucho menos de asfalto en sus calles, propiciando un serio desastre en épocas de lluvia, lo que a su vez genera un drama epidemiológico entre los afectados. Dichos vecinos, quienes omitieron sus identidades por temor a represalias de corte político, alegan una desatención gubernamental sin precedentes, cuando comparan la realidad de sectores más jóvenes que prácticamente y de manera inmediata, les garantizan los servicios básicos, entre ellos el anhelado asfalto.

Esto trae consigo la negativa de los chóferes de camiones cisternas en introducirse al sector, para hacer la repartición de agua en la comunidad, aunque nunca falta la queja que cuando hay dinero de por medio, sobre todo dólares, sí hacen el esfuerzo de meterse. Mientras tanto, los vecinos se ven obligados en buscar el vital líquido en el relativamente cercano pozo del sector El Jobo, donde deben hacer una larga cola para poder abastecer las pimpinas que llevan.

En estos tiempos del Coronavirus, estos ciudadanos le hicieron un llamado al alcalde José Leonardo Chirinos y al gobernador del estado Trujillo, Henry Rangel Silva, para que los priorice con el tema del agua, para así poder mantener la salubridad requerida.

Alegan que cuando el agua es liberada por tubería, no llega lo suficiente ante la mala apertura de las llaves, además que desean poder tener dignidad con la vía de acceso, ya que ningún chófer se atreve a llevarlos a sus viviendas, por temor a sufrir desperfectos en sus unidades.

Las lluvias propiciarán un serio desastre (Foto Cortesía)
Vecinos sueñan con recibir nuevamente agua potable a traves de tuberías (Foto Cortesía)
Ciudadanos hacen un llamado al alcalde Jose Leonardo Chirinos y al gobernador Henry Rangel Silva (Foto Cortesía)
Noticias recientes